¿Qué es y cómo se realiza una mastografía?

0
122

En el cáncer de mama, como en cualquier otro tipo de esta enfermedad, la detección oportuna es un factor clave para su tratamiento y posible cura.

Una forma de cumplir con esto, es a través de estudios especializados como la mastografía, un estudio de imagen del pecho que utiliza una ligera dosis de rayos X para la detección temprana, incluso antes de comiencen a presentarse síntomas, según explica un reconocido hospital nacional.

La mastografía, señala por su parte el IMSS, permite detectar anormalidades en las mamas, que no se pueden percibir por la observación o la palpación.

PROCESO

El estudio consiste en tomar dos radiografías de cada mama: de los lados y de arriba hacia abajo, y tarda cerca de 15 minutos.

Primeramente, el pecho es colocado en una plataforma especial, la cual cuenta con una paleta de plástico en la parte superior; posteriormente y poco a poco, la paleta de plástico descenderá y comenzará a comprimir los senos.

Aunque la compresión causa molestias, éstas son tolerables y permiten conseguir óptimos resultados.

Mientras se realiza la mastografía, puede pedirse a la paciente que cambie de postura entre imágenes. La rutina normalmente comienza de arriba hacia abajo y luego de lado a lado. El proceso se repite en cada seno. También es posible que se pida sostener la respiración durante unos segundos mientras se toma la imagen con Rayos X.

VENTAJAS

La mastografía, particularmente gracias a la compresión que se realiza, distribuye el tejido para que las anormalidades pequeñas sean más notorias y permite el uso de una ligera dosis de rayos X, dado que el tejido de los senos que están siendo escaneados, es más delgado.

Además, gracias a que se mantienen inmóviles los senos, se minimiza la posibilidad de obtener una imagen borrosa y se reduce la dispersión del rayo X para incrementar la definición de la imagen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here